Mensaje de Pascua

«NO ESTÁ AQUÍ, HA RESUCITADO» (MT 28,6)

Mensaje Pascua 2023
Caraca, 09 de abril de 2023

Querida comunidad,
¡Cristo no está en el sepulcro, no está muerto! ¡Ha Resucitado! ¡Verdaderamente, ha Resucitado! Este es el saludo que sigue resonando con gran gozo en el corazón de toda la Iglesia desde hace más de dos mil años. Es el gran anuncio que nos ha comunicado la proclamación solemne del Pregón en la Vigilia Pascual, y en donde se invita a toda la Iglesia a participar de esta gozosa noticia: «Alégrese también nuestra Madre la Iglesia», porque «rotas las cadenas de la muerte; Cristo asciende victorioso del abismo» (Pregón Pascual).

De este modo, se nos invita también hoy a participar de la misma vida de Cristo: Camino, Verdad y Vida. Él es la plenitud, la fuente y la comunicación de la vida. ¡Qué gran alegría saber que la muerte no tiene ni tendrá nunca la última palabra! ¡Qué gran gozo se aviva en el alma cuando tenemos la certeza de que una vez acontecida la resurrección del Señor, la muerte ya no es más el término de las ilusiones y aspiraciones del corazón humano.

Sí, mis queridos hermanos, ¡Cristo ha roto las cadenas de la muerte! ¡Está Vivo y sale a tu encuentro! No obstante, y como nos relata el Evangelio de Mateo 28, 1-10, sólo es visto por aquellos que creen, como las mujeres -testigos de su crucifixión- que salieron en su búsqueda a diferencia de los soldados y otros dirigentes quienes no tuvieron esa experiencia. Son estas mujeres a quienes les es ratificada por parte de Jesús, la misión que ya les había sido dada por parte del ángel de transmitir la buena noticia de la resurrección del Señor a los Apóstoles y de convocarlos a Galilea, el lugar en donde tuvieron su primer encuentro. La buena noticia para nosotros hoy, es que Él también quiere salir a tu encuentro para renovar esa experiencia maravillosa e inolvidable del primer encuentro, haciendo así de tu vida, un anuncio vivo de su resurrección.

El Tiempo de Pascua, es un tiempo privilegiado para encontrarse personalmente con Cristo. Este encuentro que se realiza en el Espíritu. En este sentido, la Iglesia inicia el Domingo de Resurrección la Cincuentena Pascual, en donde la invocación y relación conç la Tercera Persona de la Santísima Trinidad: el Espíritu Santo tiene un papel preponderante. ¡Atrévete a invocarle y a hablarle! Aunque no sepas cómo, háblale, invócale, Él es una Persona. Conversa con Él, háblale de tus cosas y pídele que te llene de su Presencia. ¡Busca llenarte de Dios!

Quiero por otra parte, expresar una vez más mi sentido agradecimiento y reconocimiento a todo el pueblo fiel que ha participado con gran fe y devoción en estos días santos, así como a todos cuantos han servido con gran generosidad durante esta Semana Mayor. Todos: el Diácono Freddy Obregón; servidores de los Grupos de Apostolado; agrupaciones musicales; los Palmeros de Chacao; responsables y miembros de las distintas Asociaciones y Cargadores de los Santos; al Sr. Alcalde, Gustavo Duque y todo su equipo de trabajo y a cuantos de distintas maneras nos han colaborado para hacer de esta Semana, una experiencia de fe, esperanza y amor para la mayor gloria de Dios. Una vez más, mil gracias y «un Dios me les pague».Tengo la certeza de que nuestro Señor, que nunca se deja ganar en generosidad, les recompensará. ¡Qué hermosa es nuestra fe católica! ¡Cuán importante es sabernos parte de nuestra Iglesia! ¡Cuánto debemos apreciar, conservar y acrecentar nuestra fe con sus ritos, celebraciones y tradiciones!

Les invito pues a todos, mis queridos hermanos y hermanas, a que este Tiempo sea vivido con gran alegría y gozo. Para ello, les propongo nuevamente invocar incesantemente durante toda la cincuentena pascual al Espíritu Santo diciéndole: «¡Ven, Espíritu Santo! ¡Ven y llena mi vida de tu presencia divina! ¡Ven, suscita y renueva un verdadero encuentro con Cristo…».

Por último, este año quisiera recomendarles como lectura para este Tiempo, el Libro de los Hechos de los Apóstoles que encontramos en nuestras Biblias después del Evangelio de Juan, en el cual conocerás más de la Persona del Espíritu Santo.

¡Felices Pascuas de Resurrección a todos!

Pbro. Reinaldo S. Gámez F.
Párroco

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *